Terapia Sexual

¿Cuáles son las causas de las disfunciones sexuales?


En ocasiones factores físicos como una enfermedad médica o efectos secundarios de una sustancia, interfieren en la respuesta sexual. En este caso dichos factores deben ser abordados por el Médico Especialista.

Sin embargo en un alto porcentaje de casos, factores psicológicos relativos al individuo,

a las circunstancias o a la relación de pareja, explican la aparición y/o mantenimiento de la disfunción.

Así, la ansiedad, anticipar un fracaso en el desempeño sexual, problemas en la relación de pareja o actitudes negativas hacia el sexo pueden bloquear el buen funcionamiento.

¿Por qué Terapia Sexual?


Porque cuando se trata de un problema emocional, no tiene sentido un tratamiento médico o farmacológico, cuyo objetivo es el síntoma pero no resuelve el problema emocional que subyace.

Sin necesidad de fármacos ni técnicas quirúrgicas

invasivas, la Terapia Sexual y la Terapia Psicológica son, según la comunidad científica, el tratamiento de elección que en poco tiempo nos permite la comprensión y tratamiento de los síntomas sexuales, así como de los factores psicológicos y emocionales que causan la disfunción.

¿En qué disfunciones sexuales interviene la terapia sexual?


  • Bajo deseo sexual
  • Aversión al sexo
  • Disfunción eréctil
  • Falta de lubricación
  • Anorgasmia
  • Eyaculación precoz
  • Eyaculación retardada
  • Dispareunia: dolor en el coito
  • Vaginismo: contracción espástica de la vagina ante la penetración
Otros motivos de consulta
  • Adicción al sexo y/o chats eróticos
  • Miedo excesivo a Enfermedades de Transmisión Sexual
  • Conductas sexuales de riesgo
  • Identidad sexual: conflicto de género

Equipo interdisciplinar


En caso necesario un Equipo de profesionales procedentes de la Medicina y la Osteopatía podrá evaluar y tratar hallazgos orgánicos.

Muchas personas tardan años en consultar, cronificando de esta manera lo que puede tener una sencilla solución.